viernes, abril 27, 2007

Por considerarla de interés general, reproducimos la siguiente entrevista de Vanguardia Liberal a Antanas Mockus, ex alcalde de Bogota

http://www.vanguardia.com/2007/4/27/pol1.htm

Colombia vive un sueño placentero donde no hay ‘paras’: Mockus
Juan Carlos Gutiérrez T.

Los colombianos, o al menos una gran mayoría que reside en las principales ciudades, viven en un largo “sueño” donde no cabría información sobre el proceso de la ‘parapolítica’.

Así lo advirtió ayer el catedrático y ex candidato a la Presidencia de la República, Antanas Mockus, quien asistió al foro “Pensar Ciudad de Bucaramanga”, organizado por la Cámara de Comercio de Bucaramanga, Coomeva, la Corporación Visionarios por Colombia y Vanguardia Liberal. La actividad se desarrolló en la Cámara de Comercio. Sobre el proceso de la ‘parapolítica’, el ex aclade de Bogotá habló con este diario:

VANGUARDIA LIBERAL: ¿El llamado efecto teflón del Presidente Álvaro Uribe Vélez (“nada se le pega, nada lo afecta”), lo salvará del escándalo de la ‘parapolítica’?

ANTANAS MOCKUS: “Probablemente sí, gracias a la decepción que dejó el proceso en el Caguán con las Farc. Para algunos, las acciones de los paramilitares parecían necesarias para derrotar a las Farc. Ahora, mucha gente prefiere aferrarse a la ilusión de que las cosas van muy bien, pero es solamente una ilusión, un sueño”.

V.L.: ¿El país no quiere aceptar la realidad del paramilitarismo?

A.M.: “La gente vive un sueño placentero. Dado que queremos estar en ese sueño, nos resistimos a la información que contradice ese sueño. Probablemente, si no estuviéramos en ese sueño, habría manifestaciones en las calles exigiendo un castigo inmediato y la reparación de las víctimas. Ese sueño consiste en delegar en el Gobierno todo. Ellos lo resolverán. La sociedad civil está inactiva. Frente a ese sueño, el contexto internacional es hoy un principio de realidad”.

V.L.: ¿Lo dice por el desplante del ex vicepresidente de Estados Unidos, Al Gore?

A.M.: “Creo que en el mundo, especialmente en los sectores políticos más calificados, la gente no comparte la teoría de que hay que ganar la guerra como sea. Cada vez que afloran las irregularidades del Estado o la clase dirigente regional, la comunidad internacional se preocupa”.

V.L.: ¿Usted hace parte del país que le cree al senador Gustavo Petro, o el país que le cree al Presidente Álvaro Uribe, o del que no se decide por ninguno de los dos?

A.M.: “Le creo mucho a Petro. Me parece muy desagradable que el Presidente lo descalificara. Más aún después de afirmar que no haría referencias personales en su rueda de prensa. Blanco es, gallina lo pone y frito se come. Uribe está en el límite del cinismo al afirmar (en la rueda de prensa), que estaba hablando de otro tema o que no se refería a ninguna persona en particular”.

V.L.: ¿Lo convenció la explicación del presidente Álvaro Uribe Vélez a las denuncias que presentó el senador Gustavo Petro?

A.M.: “La explicación que dio en televisión y la alusión que salió en la prensa escrita no es satisfactoria. Pero la ‘metida de pata’ más grave del Presidente fue cuando hizo referencia al tema de la inteligencia militar a la oposición. Hay países donde una confesión del Presidente en ese sentido, generaría un gran escándalo”.

V.L.: Pero no pasó nada. ¿El efecto teflón de Uribe?

A.M.: “Vuelvo al tema inicial, estamos en un sueño, las cosas están muy bien, así algunos colombianos se organizaran para cometer ‘chambonadas’. Tales ‘chambonadas’ funcionaron más o menos en el norte del país, entonces es mejor no despertar de ese sueño. Despertar del sueño es muy cruel. Además, hay un desfase total entre la prensa escrita, la radio y la televisión. La visión de país que nos presentan los periódicos es más ponderada y muestra los horrores por los que hemos pasado. Esa información en televisión aparece marginada”.

V.L.: ¿Al país no le interesa el tema de la ‘parapolítica’?

A.M.: “En Colombia hay una mayoría que piensa acabar con los paramilitares como sea. Otra parte del país piensa que si acabamos con ellos, tendríamos el mismo problema o más grave. Otras afirman que se debe ganar la guerra, pero la posibilidad de una salida negociada hoy es muy baja. La paz, en la época de Pastrana, parecía llena de concesiones, ahora, la paz se ve más amarga, o simplemente no habría paz”.

V.L.: ¿El senador Gustavo Petro se quedará como el único que denuncia al Presidente Álvaro Uribe?

A.M.: “La gente piensa que es más rico pensar que todo va bien. Es una ‘jartera’ percatarse de las ‘chambonadas’ de los paramilitares. Aquí hay un tema de responsabilidad enorme. Siempre he pensado que hay una afinidad sociológica grandísima entre el Presidente y muchos de los fundadores del paramilitarismo, haya estado o no involucrado en algún sentido con el paramilitarismo. Tal vez no. Probable y prudentemente Uribe se hizo a un lado, pero pertenece a un sector social que sí le jugó al paramilitarismo. Ahora, el tema no es probar si el hermano del Presidente tiene problemas por la foto. El asunto es si Colombia aprende la lección de decirle no al paramilitarismo.

V.L.: ¿Y se aprendió la lección?

A.M.: No veo esa lección todavía clara. Ni por arrepentimiento de los paramilitares, ni por señales del Presidente afirmando que no sólo se acabó con el paramilitarismo, sino que nunca más habrá el intento de resolver el lío del conflicto con métodos irregulares”.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Artículo en la web del Polo: El pulso entre Uribe y las fuerzas de la democracia.

Apreciados señores y señoras del Polo: En buenahora publican estos artículos bien fundamentados.

Por favor, vayan recopilando toda la información posible publicada por la prensa y por diferentes programas de opinión de televisión, como Contravía o Versón Libre (Canal Capital), porque al paso que va Uribe y los uribistas, quieren forzar una confrontación directa entre el gobierno y el congreso de los Estados Unidos, con el partido de oposición en Colombia, en principio con el Senador Petro.

Y ya sabemos estas vinculaciones en qué terminan. Porque a los gobiernos de Estados Unidos siempre les ha gustado el temita de los enemigos (terroristas) y más si se los ponen gratis y en bandeja de plata.

Mucha suerte y vayan construyendo su defensa.

Con gran afecto y con gran orgullo al tener unos líderes políticos y sociales de excelso valor como lo son ustedes.

Anónimo dijo...

Estimado Senador Petro:

Lo felicito por su blog. Es un documento digital muy bien organizado y actualizado. En cuanto al artículo sobre la entrevista a Antanas Mockus, en mi opinión, la gente que está en un sueño no está gratis. Se están beneficiando económicamente del sistema paramilitar.

Que las ciudades estén excentas del problema no lo creo. Las ciudades sufren el problema sobre todo en las zonas más deprimidas. Pero el esquema paramilitar, de hacendatarios, de patrones, se está imponiendo hasta en las Administraciones de los Conjuntos Residenciales. Tengo ese problema. La administración en pleno dá ordenes, hace exigencias para captar recursos y no permite el debate, la opinión, o la rendición de cuentas.

Tengo mi propia lucha en el conjunto y lo peor es que me siento solo en esa lucha; cada vez que me niego a pagar cuotas extraordinarias, tengo que hacer acopio de fuerzas para buscar los mecanismos legales para defenderme pero cada vez me está quedando más difícil porque la gran mayoría de propietarios prefieren someterse al régimen.

Una vez que logro salvarme de esos cobros injustificados me hecho encima desde la señora del aseo, el celador, hasta el presidente del Consejo. Y no puedo negarle que siento miedo de que me pase algo o a mi familia o a mis bienes. Estoy en la sinsalida porque no puedo vender el apartamento.

En este país mucha gente se está lucrando del esquema paramilitar y hacendatario. No es un sueño, es una realidad y esa realidad está resquebrajando en lo más profundo las bases de la sociedad colombiana.

Anónimo dijo...

Senador: Yo dizque felicitándolo por este blog y mire lo que me encontré:

http://petrista.blogspot.com/

Mil y mil felicitaciones.

ANA dijo...

"Qué haré yo" decía mi abuelita.

Qué haré yo para salvar su vida Gustavo Petro. Tengo el alma en un puño como hace 17 años, como hace 18 años, u 8 años, o más años.

Qué haré yo para proteger su vida, la de su familia, la vida de Carlos Gaviria, de Jorge Enrique Robledo, etc. etc. etc. y de sus familias.

Que angustia, que sufrimiento, ya no se que hacer. Estoy matriculada en el catolicismo, pero hace años que no rezaba. Volví a mis viejas andanzas: rogarle a Dios, a la Virgen, a los Santos, a los Angeles. A todos juntos para que nos hagan el milagro de salvar al Polo Democrático.

Que Dios nos ayude.

Anónimo dijo...

Hola Doctor Petro:

Como tema de un estudio que estamos adelantando, hemos consultado varias informaciones sobre fosas comunes. Encontré un artículo en El Tiempo, acompañado de imágenes Multimedia. El artículo lo encontré el día de ayer en internet pero el día de hoy ya no estaba. Lo busqué y lo encontré, el siguiente es el vínculo. Después de ver y escuchar los archivos multimedia no sé decirle en qué estado me encuentro. Emocionalmente triste, indignada, asustada, desperanzada y sobre todo, me ronda una pregunta en la cabeza:

¿Porqué pasó en nuestro país tanta barbarie, porqué sigue pasando?


http://www.eltiempo.com/justicia/2007-05-05/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR-3544521.html